La historia de los gatos

No hay comentarios

#historiadelosanimales

Aunque respetados y adorados en el Antiguo Egipto, a partir de la Edad Media, el trato hacia los gatos cambió. ¿Por qué sucedió esto? Te lo contamos en la siguiente historia.

Desde que los gatos fueron domesticados, se sabía que su carácter era distinto al del perro: independientes y silenciosos, parecían vivir en su propio mundo, uno inaccesible para los humanos. Si a esto se añade que suelen moverse en silencio, con perfecta precisión, de forma tan discreta que pareciese como si “mágicamente” desaparecieran, y tienen un gusto por la oscuridad, era obvio que despertara muchas sospechas, especialmente en un momento en que la religión y la providencia formaban parte del día a día del hombre medieval.

De esta manera, el gato fue construido como un ser maligno, y asociado a Satanás y a la hechicería. Por ejemplo, en la víspera de San Juan -fiesta de celebración del solsticio de verano- se solía quemar lentamente a los gatos hasta matarlos para expulsar el mal de la comunidad cristiana y proteger a los cultivos de los malos espíritus. Durante la cuaresma, en algunas ciudades francesas del siglo XVI, se organizaban los “miércoles de gatos”, que consistía en meter a los felinos en cajas para después arrojarlos al fuego. En algunos rituales en Escocia, se contaba que, asando lentamente a los gatos como sacrificio a los poderes infernales, una persona obtendría una “segunda visión”.

Sin embargo, la imagen que nos ha quedado hasta la actualidad es que los gatos eran los acompañantes y familiares de las brujas, y que estas, durante las noches, se transformaban en grandes gatos negros. En realidad, fue en siglos posteriores que se popularizó esta creencia, ya que, al revisar los juicios de brujería en los siglos XVI y XVII, muchas mujeres eran acusadas de transformarse en liebres al igual que gatos, y se señalaba que sus familiares eran perros, ratones o incluso sapos. De todas formas, los gatos estuvieron presentes en los juicios de brujas.

Resulta bastante curioso que aquellos dueños que les gustaba abrazar, mimar o hablar con sus gatos de forma natural los exponía automáticamente a una acusación de brujería. ¿Quizá esa sea la razón por la cual los gatos fueron poco estimados hasta inicios del XIX? Pese a que en la Edad Moderna, ya no se creía que los gatos estaban vinculados con prácticas malignas, fueron odiados, perseguidos y torturados.

✅ Fuente: Katharine M. Rogers. Cat. / Ricardo Téllez Girón López. Una historia de gatos.

#gatos#cats#historia#edadmedia#medioevo#creencias#Halloween

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s